Palabras de vida. Septiembre

Oportunidades de Dios.

Hoy en día tendemos a vivir de una manera acelerada y desesperada por alcanzar ciertos logros o
metas, con el único propósito de vivir bien en lo material, dejando de lado nuestra vivencia
espiritual. Por eso es necesario comprender que Dios nos da bendiciones y oportunidades de vida,
de salud, de felicidad y de salvación.
En medio de los afanes, nos olvidamos de todos los beneficios que Dios nos ha otorgado, nos
vamos enrrutando por caminos de desesperación, angustias, depresiones, y en algunos casos
pueden llegar a provocar la muerte. Cristo Jesús les advertía a su discípulos en el evangelio de San
Lucas 12:22, que no se afanaran por lo que habrían de tener o comer al siguiente día, puesto que
cada día trae sus propias preocupaciones o bien sus propios logros.
Cuando aprendemos que Dios tiene cuidado de su creación, experimentamos de la paz, tranquilidad
y estabilidad emocional que tanto necesitamos, nuestros pensamientos se estabilizan y nuestros
comportamientos se hacen conscientes de la realidad de su presencia en nuestro mundo cotidiano.
En lugar de angustiarnos debemos de pedir sabiduría; en vez de desesperarnos debemos de mirar
las pruebas como una oportunidad para mejorar nuestros caminos. Lo correcto es contemplar las
situaciones difíciles como la forma que Dios tiene para enseñarnos a levantarnos con mayor ahínco
y buscar la victoria.
Debemos entender que la vida no dura para siempre, como tampoco nadie nos garantiza el tiempo
que nos queda, por lo tanto vivamos la vida a la manera de Dios. Disfrutemos de toda la belleza que
nos rodea, veamos todo con optimismo, no demos lugar al mal humor y sonriamos con todos y por
todo. Aprendamos esto: una sonrisa vale más que mil palabras y tiene la capacidad de esparcir la
felicidad y el gozo que hay en nuestro interior.
Dios mismo es quien nos dio la habilidad de superación, nos dio un espíritu de poder y la capacidad
para trascender a nuevas realidades físicas y eternas.
Él siempre tiene una Palabra fresca, una enseñanza, una dirección oportuna y una afirmación clara
según sus promesas en Filipenses 4.19 “Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten,
conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús”

Cordialmente,

Eunice Ovalle Castellanos
Pastora y Orientadora Espiritual. CCAH.

Posted in

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.

colegio_anglo_hispano-logogrises

Sedes

Primera Infancia
Dirección:
Av. El Banco
Cra. 127 No. 12-67 Pance
(602) 555 1076

Primaria
Dirección:
Av. El Banco
Cra. 127 No. 11-05 Pance
(602) 555 1047
(602) 555 1462
(602) 555 8104

Bachillerato
Dirección:
Av. El Banco
Cra. 127 No. 11-130 Pance
(602) 555 1074
(602) 555 4878

Contáctanos

Correo: pqrsf@ccah.edu.co

PBX: (602) 524 1047