Palabras de Vida Marzo 2018

Un liderazgo sin privilegios

Muy seguramente alguna vez usted escuchó que un día dos de los apóstoles le dijeron a Jesús: “Concédenos que en tu reino glorioso nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda”; pues bien, ese es el inicio de una tremenda lección de liderazgo porque Jesús como cabeza del equipo de los doce, cierra el episodio con una frase que hasta hoy es muy recordada y apreciada: Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor “ (MATEO 20- 26)

Seguramente a estos dos hombres no les bastaba ser parte de los doce escogidos por el Señor, y ahora piden un privilegio.

La situación que vivió el Señor Jesús entre su círculo más cercano la vivimos también hoy en la familia, las empresas, la nación, y hasta en las iglesias donde asistimos: queremos un liderazgo que nos destaque, que sea visible y para lograrlo nos aferramos a las convicciones más profundas de empeño, enfoque, esfuerzo y demás aprendizajes recogidos en seminarios, lecturas y hasta videos por redes sociales; todo esto sin medir las consecuencias de esta determinación.

Recuerde que en el hotel del liderazgo suelen hospedarse como vecinos de habitación la autoestima y el orgullo… y se coquetean mutuamente!

El líder bien o mal enfocado puede generar envidias y rechazos, el problema es que los dos apóstoles de esta historia no se interesaron por medir el impacto entre los demás, solo veían la importancia de la posición a la que aspiraban.

El verdadero líder se pone en los zapatos de los demás, entiende su situación y a partir de allí sirve por convicción no por un interés particular. El líder eficaz se afana en servir, mide con prudencia sus palabras y actos, se preocupa por enfrentar los hechos y prever las consecuencias, se interesa por el bienestar de todos antes que por su comodidad o reconocimiento, entiende que Dios le llama a servir desde el ejemplo que nos dio. El verdadero líder se sustenta en la Verdad, pues sabe que la Verdad es siempre relevante y todo lo que esté por debajo de ella no importa.

Recuerda: los líderes son confiables cuando sus vidas concuerdan con sus convicciones.  La prueba de fuego de un liderazgo sin privilegios está en la capacidad de servicio que desarrollemos para los demás,  comienza por lo menos notorio, y solo así llegarás a ser primero como dice el Señor.

Orientador espiritual Colegio Campestre Anglo Hispano

Jhon Mario

Compartir en:

Colegio Campestre Anglo Hispano

Related Post